Cómo elegir tu primer juguete sexual

¡Aprende sobre los diferentes tipos de juguetes sexuales en el mercado y cómo elegir el perfecto para ti!

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

¡Enhorabuena! Si estás leyendo este artículo es porque finalmente has decidido elegir tu primer juguete. Créenos cuando te decimos ¡Estás a punto de tomar una de las mejores decisiones para tu bienestar!

Es posible que te hayas dado cuenta que comprar un juguete puede ser una experiencia intimidante, sea por la variedad o una infinidad de otros factores. Después de todo, muchos crecimos en una cultura en contra de la autoexploración sexual y la masturbación, por lo que además de tener que superar esa primera barrera también tenemos que preocuparnos por otros factores. Por ejemplo, si vivimos con familiares o compañeros de piso ¿Dónde podemos guardar nuestro juguete? ¿Cómo es la entrega a domicilio? ¿Qué tipo de empaque tiene mi juguete? ¿Cómo evito esos ojos curiosos no invitados? Afortunadamente para ti, en Winky podemos resolver esas preocupaciones para que puedas escoger tu juguete con nada más que tu satisfacción en mente. 

La primera gran preocupación es aquella de la discreción, pero no te preocupes, si decides comprar tu juguete en Winky nos aseguraremos que la experiencia sea perfecta para cada caso. Algunos de nuestros juguetes, entre ellos algunos vibradores y todos nuestros buttplugs incluyen su propia bolsita discreta para que, cuando no los estés usando, los puedas guardar sin preocupaciones. En cuanto a la entrega, siempre hacemos nuestros envíos con cajas sin marcas ni logos de ningún tipo por lo que, no importa el juguete por el que te decidas, nos aseguraremos que la entrega sea lo más discreta posible. 

Ahora que tu privacidad está asegurada es hora de elegir qué juguete es el indicado para ti. Para ello hemos estructurado una serie de preguntas para ayudarte a identificar qué es lo que buscas. La intención no es convertirte en una experta (o experto), pero guiarte en el camino correcto para identificar y elegir lo mejor, de forma que puedas empezar a experimentar una sexualidad plena y saludable.

¿Qué tipo de sensaciones me gustan?

Aunque inicialmente parece una pregunta sencilla, muchas personas no la pueden responder convincentemente, dificultando enormemente el proceso (especialmente considerando que existen muchísimos juguetes que elegir en un variado rango de precios, formas, colores y tamaños) ¡Las opciones se extienden mucho más allá de las habituales balas vibradoras o consoladores! 

Hoy por hoy las principales categorías de juguetes son:

  • Anales (Buttplugs, bolas anales, etc.)
  • Anillos retardantes
  • Anillos vibradores
  • Consoladores
  • Estimuladores de próstata
  • Masturbadores
  • Fundas para el pene
  • Vibradores
  • Wands
  • Balas vibradoras
  • Amarres y restricciones (Bondage y BDSM)

¡Y existen muchos otros tipos de juguetes que quizá ni te imaginas que existen! ¡Puede ser frustrante! Sólo basta con echar un vistazo al Winky Shop para ver la cantidad y variedad que existe. Sin embargo, esto no es para abrumarte, simplemente significa que tienes la fortuna de elegir el juguete perfecto para ti en cuanto a diseño, funcionalidad y precio. Precisamente por este motivo es que es importantísimo conocer lo que más te gusta a la hora del sexo/masturbación.

Si la estimulación externa es lo tuyo (Clítoris, labios vaginales, pezones) entonces lo mejor son wands, balas vibradoras, un vibrador puntual o succionadores. Pero aún así la selección todavía es grandísima, por lo que hay que ser más específicos: 

¿Me gusta la vibración o la succión? ¿Me gusta estimular el área en cuestión directamente o jugar con los alrededores? ¡¿Cómo responder a tantas preguntas?! Sencillo… ¡Mastúrbate! explora qué es exactamente lo que te gusta, en qué zonas y con cuánta intensidad. A todas no nos gusta una estimulación directa sobre el clítoris, pero jugar con sus alrededores es muy placentero; a todas no nos satisface la misma intensidad, algunas necesitan mucha estimulación, otras no tanto ¡Explora!

Ahora que ya tienes la respuesta es hora de entender a los juguetes. Considera que la forma de un juguete normalmente determina las sensaciones que provee; grandes cabezas vibradoras como las que usualmente encuentras en wands producen vibraciones profundas y retumbantes en grandes áreas, mientras que juguetes más pequeños suelen vibrar con mayor frecuencia y mantienen la estimulación en una zona específica. Una wand, por ejemplo, está diseñada para estimular el clítoris y los labios vaginales simultáneamente, pero Medas (Nuestro vibrador puntual) está diseñado únicamente para el clítoris u otra zona erógena específica. 

Por otra parte, si la penetración vaginal o anal te gusta más lo más probable es que quieras probar un consolador, un vibrador, buttplugs o bolas anales. Esta categoría es la que más variedad tiene en cuanto a formas y tamaños. Por ejemplo, existen vibradores y consoladores curvados para estimular el Punto G, existen varios tamaños y grosores, algunos vibran, otros giran. Sin embargo, el placer y la seguridad van de la mano ¡Siempre asegúrate de usar un juguete adecuadamente! Escoge bien el tamaño y asegúrate que todo lo anal tenga una base acampanada o una manera segura de ser extraído (¡No queremos acabar en emergencias respondiendo cómo eso llego allí!).

Para los chicos (¡tranquilos no nos hemos olvidado de ustedes!) existen juguetes para simular sexo vaginal, anal u oral. Estos son los masturbadores y los más comunes son de silicona y manuales, es decir, tu eres el encargado de hacerlo trabajar. Sin embargo, existen modelos más completos que incluyen motores de succión, vibración o rotación. Además de estos existen anillos retardantes para potenciar la erección, darle una apariencia más venosa al pene y retardar la eyaculación; anillos vibradores para estimulación del perineo (la zona entre los testíclos y el ano) o para estimular a tu pareja durante el sexo; bombas para el pene que están diseñadas para generar una aspiradora al vacío; mangas para el pene para aumentar su tamaño o dar diferentes texturas y sensaciones durante el sexo, e inclusive vibradores para estimular los testículos o el glande. Sin embargo, si quieres probar algo nuevo y elevar tu sexualidad al siguiente nivel, puede que sepas del Punto-P o la próstata. Este sin duda es una de las zonas menos exploradas para la mayoría de hombres por estigmas sobre su sexualidad, masculinidad u otras preconcepciones que da la exploración anal para el hombre. ¡No te preocupes! sabemos que no todos están dispuestos a explorar esa faceta todavía, sin embargo, si te animas, estás a punto de desbloquear un nuevo tipo de orgasmo con sensaciones diferentes a la clásica estimulación manual y eyaculación. Sólo basta con algunos testimonios para despertar la curiosidad:

  • Alan (27): Mi primer orgasmo prostático se sintió como una explosión que me sacudió todo el cuerpo. Estuve mareado alrededor de un minuto después, y tuve una increíble sensación de placer que recorrió todo mi cuerpo. 
  • Marco (33): Es el paraíso. Casi que ni entendía lo que estaba ocurriendo. Habían tantas sensaciones en cada centímetro de mi cuerpo, una experiencia completamente nueva para mí. 

(Testimonios cortesía de Men’s Health, Zachary Zane, 2021)

Si te interesa, entonces recomendamos los vibradores prostáticos, buttplugs prostáticos o, para los más aventureros, un consolador con la talla, color y diseño de tu preferencia. 

Ahora que hemos cubierto las bases y posiblemente algún juguete ya te haya llamado la atención podemos pasar al siguiente paso…

¡Reconoce tus limitaciones y las de tus alrededores! 

Es importante tener en cuenta dónde usarás tu juguete para que lo puedas disfrutar plenamente. Como ejemplo están las wands que son potentes vibradores pero no son los más sutiles, por lo que si no quieres ser escuchado/a por tus alrededores asegúrate que tu elección provea discreción y poco ruido. Si no estás seguro/a siempre puedes contactarnos y con todo el gusto del mundo te ayudaremos. 

Adicionalmente los juguetes usan diferentes fuentes de poder, algunos son recargables, otros funcionan con pilas, otros tienen que ser enchufados directamente. Cada opción tiene sus beneficios y limitaciones. Aunque actualmente ningún artículo del Winky Shop tiene que ser enchufado, si contamos con productos con pilas y recargables. 

Para tu referencia, los juguetes que funcionan con pilas suelen ser los más discretos (omitiendo por supuesto los que no vibran o se mueven para nada), sin embargo sus vibraciones son menos potentes y requieren repuestos (dependiendo de la frecuencia e intensidad de su uso). Los juguetes recargables no necesitan repuestos, son más potentes pero requieren de carga de vez en cuando y puede ser difícil ocultarlos en ese periodo. Finalmente los que funcionan conectados a la corriente directamente suelen ser los más potentes pero los menos discretos; son ruidosos y no siempre es fácil encontrar un lugar cómodo cerca de un enchufe. ¡Todo depende de ti! 

Además de esto también es importante tener en cuenta el material de un juguete. La gran mayoría en el Winky Shop son de silicona, que es un material seguro para la piel aprobado por la FDA y dan una textura suave y agradable. Pero además de la silicona hay aluminio, acero inoxidable (nuestros buttplugs), plástico, cristal, cerámica e inclusive madera. Es importante conocer si tienes alergias y qué tipo de tacto buscas. Sólo ten en cuenta que no todos los juguetes sexuales que encuentras por ahí son seguros para ti, pues algunas texturas pueden afectar a la salud vaginal, algunos juguetes de cristal baratos pueden ocasionar serias lesiones ¡y algunos inclusive pueden llegar a ser tóxicos! Asegúrate que de dónde los vayas a comprar tengan la información necesaria del juguete para garantizarte una experiencia positiva y segura. 

Algunas consideraciones finales…

Ahora que ya sabes sobre el mundo de los juguetes y posiblemente ya hayas elegido la opción perfecta para ti considera:

  • Existen juguetes para parejas, muchas de las recomendaciones sirven para juego individual o para incorporarlo en tu relación ¡no son experiencias exclusivas!
  • ¡El lubricante nunca puede sobrar! Siempre recomendamos tener lubricante para cualquier tipo de actividad sexual, lo único que hará será mejorar tu experiencia. Sin embargo, considera que hay a base de agua y aceitosos (¡El aceite no es amigable con el látex… por lo que no son los mejores amigos de los condones!), si tienes dudas de cuál conseguir por lo general recomendamos a base de agua.
  • Si todavía no estás seguro/a…¡No te desanimes! Recuerda, en Winky estamos para ayudarte, si todavía no encuentras las respuestas a tus preguntas no dudes en contactarnos y con mucho gusto te asistiremos. 

Sin más que añadir ¿Qué esperas? ¡Encuentra el mejor juguete para ti!

explora más